Un hermano en la fe de Jesús que estaba enfermo de cáncer de colon fue sanado por Dios tras la oración en la iglesia local de Sofía, Bulgaria, confirmaron fuentes bien informadas ayer, 26 de junio de 2021, durante los diez minutos misioneros de la Escuela Sabática Cristiana. El hermano que antes se encontraba en muy malas condiciones de salud se negó a la cirugía y prefirió ser sanado por medio de la oración cristiana y el ayuno. El último examen de sangre del hermano mostró que no había metástasis ni rastros de cáncer en su cuerpo.

Sin embargo, los hermanos del campo búlgaro continúan orando por otros hermanos enfermos en el campo, así como por el problema con la sede del campo. En 1964, las autoridades comunistas de Bulgaria prohibieron la Iglesia Adventista del Séptimo Día de la Sociedad Misionera Internacional - Movimiento de Reforma, y confiscaron todos sus edificios, incluida la sede. A pesar de la caída formal del comunismo en Bulgaria el 10 de noviembre de 1989, los autoridades búlgaras se niegan hasta hoy a recuperar los derechos de propiedad de la iglesia con respecto a su sede, pero solo permiten usar el edificio para el servicio divino de la iglesia. Según un funcionario anónimo del municipio de Sofía, la parcela de la sede de la iglesia en Bulgaria es un objetivo comercial de los círculos de empresarios de alto nivel que planean construir allí un negocio multimillonario.

Anteriormente, en la última semana de abril de 2021, algunos hermanos, como el hermano Adrian Aurel y la hermana Marianne Eugelink, publicaron un llamamiento en Facebook para orar por el hermano Stefano La Corte, líder del Departamento del Buen Samaritano en la SMI, que estaba enfermo de Covid 19. Sin embargo, debemos orar no solo por Bulgaria e Italia, sino por los hermanos en Myanmar que enfrentan desafíos económicos y otras dificultades debido a los disturbios civiles. Hoy, Dios nos da la oportunidad de aplicar Su fe y amor, teniendo confianza en Su palabra en Santiago 5:16,  la parte media: “Rogad los unos por los otros, para que seáis sanos”.

El pastor Dimitar Vlachkov, presidente del campo búlgaro, con su nieto David Stoilkov;
una foto del archivo personal del pastor Dimitar Vlachkov en Facebook.

Escrito por Margarito Shekov