Un estudio profundo sobre la oración bíblica fue publicado en forma de video por el sitio Facebook IMS SDA GC el 27 de mayo de 2024, como una sesión de preguntas y respuestas organizada por la Sociedad Misionera Internacional (SMI): https://www.facebook.com/imssdarmgc/videos/936869801529065. El pastor Douglas Francis, asesor de la Asociación General de la SMI, fue el moderador del evento y el pastor Tzvetan Petkov, presidente de la Asociación General de la SMI, presentó los principales aspectos bíblicos de la oración como medio de comunicación con Dios.

El pastor Tzvetan Petkov subrayó el hecho bíblico de que la oración, incluyendo el Padrenuestro como oración modelo (Mateo 6:9-13), era uno de los tres componentes de la voluntad de Dios para nosotros revelada en 1 Tesalonicenses 5:16-18 y mencionó la ayuda esencial y poderosa del Espíritu Santo que nos sostiene y nos enseña a orar (Romanos 8:26). Además, el pastor Tzvetan Petkov explicó la diferencia entre la oración pública con sus características (brevez y aspiración de edificar y fortalecer la fe de los demás – Mateo 6:7; Juan 11:42) y la oración privada con sus características (entrada en la habitación interior del corazón y la duración que se necesita – Mateo 6:6; Lucas 6:12). Además, el pastor Tzvetan Petkov enfatizó que la posición bíblica habitual para la oración era arrodillarse (Efesios 3:14), y que, sin embargo, también eran posibles otras posiciones cuando no era posible doblar la rodilla (Mateo 14:30; Lucas 23:42), aparte de la posición de postrarse sobre su rostro en situaciones urgentes (Mateo 26:39; 1 Corintios 14:25).

Finalmente, el pastor Tzvetan Petkov precisó el consejo bíblico de que la oración en otros idiomas debe ir acompañada de una interpretación (1 Corintios 14:13-19) y que hablar mal contra los hermanos, incluido en una oración, sería una ofensa contra Dios, porque el hablar mal era un hecho de la carne y no tenía nada que ver con el fruto del Espíritu (Gálatas 5:20).

Pastor Tzvetan Petkov orando por una alma antes del bautismo; una foto del archivo personal del pastor Tzvetan Petkov.

Escrito por Margarito Shekov