El cristiano y las armas, quinta parte