Abuso de poder, cuarta parte