Una hermana cristiana en la fe, a quien ya escribimos el 5 de agosto de 2020, Danka Vasileva de Bulgaria, que nació en Bosilegrad, una ciudad búlgara que fue entregada a Yugoslavia después de 1944, reveló su secreto de éxito con respecto a las propiedades inmobiliarias de su familia cuya restitución el estado serbio declaró a su favor. Como el patriarca Jacob, ella dijo en oración al Señor: "Si me ayudas y la restitución tiene éxito, 'de todo lo que me dieres, el diezmo lo he de apartar para ti.'" (Génesis 28:22). ultima parte). Como ya escribimos, la hermana Danka Vasileva fue la única ciudadana de Bosilegrad cuya restitución de los bienes inmuebles de la familia tuvo éxito.

Hoy la hermana Danka Vasileva quiere cumplir la promesa que hizo ante el Señor comunicándose con la Asociación General de la SMI y transfiriendo a la iglesia una propiedad inmobiliaria que equivaldría al diezmo de toda la herencia inmobiliaria de su familia.

Casa típica búlgara en Bosilegrad, Serbia;
una foto del archivo personal de Vladimir Rizov en Facebook.

Escrito por Margarito Shekov